Weekly brief

Por Qué Las Estrategias CTA Resistieron Esta Vez

Las tensiones comerciales pasaron bastante factura a los activos de riesgo en mayo y, a medida que nos aproximamos al inicio del segundo semestre de 2019, parece más probable que se produzca un recrudecimiento que que se resuelvan a corto plazo. Como ejemplo de la huida hacia la calidad, los rendimientos de los bunds alemanes a 10 años alcanzaron su nivel más bajo de todos los tiempos el 31 de mayo (-0,2%). Misteriosamente, la tendencia descendente experimentada por el mercado de renta variable en mayo estuvo acompañada por una caída en la dispersión de valores tanto en Estados Unidos como en Europa, lo que no resulta nada habitual (véase la página 2). Esto podría guardar relación con el hecho de que el desplome actual se debe a un único factor exógeno (a saber, las guerras comerciales) que está haciendo mella en la rentabilidad de los valores de forma bastante uniforme. A diferencia del cuarto trimestre de 2018, parece que los mercados financieros muestran menos inquietud por una recesión estadounidense, gracias al giro copernicano en la política monetaria aplicada por la Reserva Federal.

 

Vistas las condiciones adversas, puede decirse que las estrategias alternativas se comportaron razonablemente bien en mayo. Las estrategias L/S Equity direccionales se anotaron una rentabilidad deslucida, si bien este retroceso probablemente se mantendrá contenido (-1,3% a 28 de mayo). Es probable que las estrategias L/S Credit, L/S Equity Market Neutral y Merger Arbitrage hayan cosechado resultados planos o ligeramente negativos de entre el -0,1% y el -0,5%. Por su parte, las estrategias CTA lograron generar resultados positivos, de hasta el +0,5% a 28 de mayo.

 

Las estrategias CTA contribuyeron a proteger las carteras en el reciente episodio de aversión al riesgo, si bien el año pasado no lo lograron. Creemos que hay tres motivos principales para ello. En primer lugar, el posicionamiento largo en renta variable de las estrategias CTA era más agresivo en los primeros compases del primer trimestre de 2018 (tras el repunte del mercado en 2017) que a finales de abril de este año. En segundo lugar, el vuelco bajista observado en el mercado de renta variable ha sido menos pronunciado esta vez que el año pasado, lo que ha dado más tiempo a las estrategias CTA para recortar líneas en la renta variable sin sufrir pérdidas abultadas. En tercer lugar, tanto a principios del primer trimestre de 2018 como en el cuarto trimestre del año pasado, las inversiones de la tendencia también repercutieron en los activos de renta fija, y los rendimientos de los bonos se desplomaron tras haber exhibido una persistente trayectoria alcista. Cuando se produjo esta situación el año pasado, pilló a las estrategias CTA descolocadas. Recientemente, los rendimientos de los bonos han seguido reduciéndose y básicamente han prolongado la persistente tendencia bajista. Por consiguiente, las posiciones largas en renta fija de las estrategias CTA han dado frutos y han compensado íntegramente las pérdidas provocadas por las posiciones largas en renta variable.

 

De cara al futuro, creemos que el mercado seguirá mostrándose vulnerable y hemos cambiado la ponderación de las estrategias L/S Equity Market Neutral de «neutral» a «sobreponderada». El factor de riesgo del momentum en la renta variable al que son sensibles las estrategias Market Neutral L/S se revela mucho más defensivo hoy que el año pasado dado el repunte de los valores de beta baja. Por último, mantenemos una posición neutral en estrategias CTA. Los giros bajistas del mercado suelen ser efímeros y podría producirse una inversión de tendencia en la renta variable si se alcanzara un acuerdo comercial. No es nuestra hipótesis principal para el próximo trimestre, pero a más largo plazo preferimos limitar la exposición a esta fuente de riesgo. Nuestras tesis son a 6-12 meses vista.

Associated Funds

Nombre
Lyxor / WNT Fund
LYXOR EPSILON GLOBAL TREND FUND