Weekly brief

Las estrategias CTA acaban de cerrar el primer mejor semestre en una década

Mientras los indicadores económicos están todos en rojo, las estrategias CTA prosiguen su buena racha. Las publicaciones de datos económicos reflejan una considerable desaceleración del crecimiento en el segundo trimestre, y las cifras más recientes no sugieren que vaya a producirse un cambio de rumbo. Los pedidos a fábricas en Alemania bajaron un 2,2% en mayo en comparación con los datos de abril de 2019 (-6,8% frente a los datos de mayo de 2018), y los índices del sector manufacturero indican que la producción industrial se contrajo en junio a escala mundial.

 

Entretanto, la rentabilidad de las CTA sigue alcanzando cotas más altas. La rentabilidad semanal al cambiar de mes fue del 1,1% según el “peer group” de las estrategias CTA de Lyxor, lo que sitúa la rentabilidad en lo que va de año en el 9,6% a 2 de julio. Basándonos en un índice de referencia con una trayectoria más dilatada (el índice SG Trend), creemos que las estrategias que siguen la tendencia cerraron el mejor primer semestre de los últimos diez años. El mejor primer semestre de la historia para las estrategias CTA (desde 1999) fue el primer semestre de 2008, con un avance del 15,2%.

 

El canal de transmisión de una economía mundial más débil a una sólida rentabilidad de las CTA ha sido, en esencia, el mercado de renta fija. Utilizando datos desarrollados internamente, observamos que la posición larga neta de las CTA en renta fija se disparó al alza hasta alcanzar máximos plurianuales a finales de junio, y se concentra en particular en bonos europeos y estadounidenses. Al mismo tiempo, la posición larga neta en renta variable se halla en niveles muy inferiores a los registrados en 2017 y a principios de 2018. Desde esta perspectiva, las CTA ofrecen una cobertura perfecta frente a la recesión de EE. UU., puesto que la expansión actual, que se inició en junio de 2009, se ha convertido en la más prolongada de la historia desde que NBER empezó a fechar los ciclos económicos a mediados del siglo XIX.

 

Pese a todo, no prevemos una recesión en Estados Unidos en los próximos trimestres. De hecho, no nos preocupa demasiado la desaceleración del crecimiento, puesto que se produce tras un periodo en el que la economía creció por encima de su potencial. La creación de empleo en junio se mantuvo excelente, las tensiones comerciales se han relajado y creemos que las expectativas del mercado sobre rebajas de tipos de la Fed probablemente sean exageradas. Aumentan las probabilidades de que los rendimientos de los bonos se revaloricen desde los irrisorios niveles actuales. Coincidimos en que las perspectivas macroeconómicas en Europa siguen siendo muy pesimistas. Sin embargo, si los rendimientos de los bonos suben en Estados Unidos, la deuda pública alemana seguirá su estela. Por consiguiente, creemos que los inversores deberían sacar partido de la reciente rentabilidad de las CTA para recoger algunos beneficios y reequilibrar su cartera con estrategias posicionadas para un aumento de los rendimientos de los bonos, como las Global Macro sistemáticas.

Associated Funds

Nombre
Lyxor / WNT Fund
LYXOR EPSILON GLOBAL TREND FUND