Weekly brief

Los Hedge Funds: Solución para sortear de las incertidumbres?

Pese a los colosales escollos derivados de las tensiones comerciales, el callejón sin salida del brexit y la recesión sufrida por el sector manufacturero, los precios de los activos han experimentado un auge increíble en lo que llevamos de año. La renta variable se está recuperando del retroceso de agosto y se aproxima a los valores sin precedentes registrados a finales de julio. Esta clase de activos podría generar la rentabilidad anual más elevada desde 2013 (MSCI World +18% este año hasta la fecha). Entretanto, los índices de renta fija mundiales van por buen camino para cerrar su mejor ejercicio desde 2000 (Barclays Global Aggregate +8,8% en lo que va de año)

 

En esta coyuntura, los hedge funds también están anotándose resultados robustos. El grupo de homólogos de los OICVM de estrategias Global Alternative de Lyxor reveló un comportamiento plano en agosto, por lo que los resultados desde principios de año subieron cerca de un 5% en USD. La rentabilidad de los últimos meses estuvo liderada por las estrategias CTA, que cosecharon unos resultados impresionantes (+3,7% en agosto; +16,2% en lo que va de año hasta el 3 de septiembre). En vista de la mayor volatilidad sufrida por las estrategias CTA, la situación ajustada al riesgo es ligeramente diferente, por lo que las estrategias L/S Credit se situaron a la cabeza. Presenta un ratio de Sharpe de 6 en lo que va de año (frente al ratio del 3,3 de nuestro grupo de homólogos de Hedge Funds mundiales).

 

Sin embargo, a medida que nos acercamos al cuarto trimestre de 2019, nos estamos volviendo más defensivos. Los aranceles estadounidenses aplicables a importaciones anuales de china valoradas en 250.000 millones de USD seguramente pasarán del 25% al 30% a partir del 1 de octubre. Los nuevos pedidos de fabricación siguen indicando una contracción, y el índice de Michigan apuntaría a una erosión en la confianza de los consumidores que podría hacer mella en el consumo privado, el último motor del crecimiento estadounidense. Por tanto, en nuestra opinión, los riesgos son muy asimétricos.

 

En este contexto, los Hedge Funds pueden ayudar a sortear la incertidumbre que nos rodea. Las estrategias Merger Arbitrage y Market Neutral L/S se revelan atractivas a pesar de su rentabilidad deslucida en lo que llevamos de año. También reiteramos nuestra posición sobreponderada en L/S Credit y EM Global Macro, al privilegiar las estrategias de carry en un entorno de reducidos rendimientos de los bonos. Entretanto, las estrategias de beta elevada, como Directional L/S Equity (infraponderación) y Special Situations (neutral) resultarán a buen seguro perjudicadas por la volatilidad del mercado de renta variable. En cuanto a las estrategias CTA y Global Macro (neutral), somos reacios a ampliar nuestras posiciones en las primeras tras el reciente repunte. No obstante, proporciona protección frente a una inversión en las cotizaciones de las acciones y/o a un desenlace adverso del brexit gracias al posicionamiento corto en el tipo de cambio GBP/USD. Por último, en el segmento Global Macro, preferimos las estrategias centradas en los mercados emergentes (sobreponderación) para sacar partido de nuestra opinión de que la Fed relajará sustancialmente la política monetaria en los próximos meses. Prevemos dos recortes de tipos por parte del Comité Federal de Mercado Abierto (FOMC) antes de finales de año (18 de septiembre y 11 de diciembre).