Weekly brief

Puede que la resaca de las estrategias CTA haya tocado a su fin

La estrategia Managed Futures sigue siendo la más rentable en lo que llevamos de año, con unas ganancias del 9,2% según nuestros cálculos. Sin embargo, tras el fulgurante avance observado en los últimos compases de agosto, la resaca estuvo acompañada de una acusada subida de los rendimientos de los bonos en los dos últimos meses. El cambio de tendencia en la renta fija y el repunte de los precios de las acciones observado en los tres últimos meses se tradujeron en un importante reajuste de las carteras de CTA, que dejaron de lado la renta fija para apostar por la renta variable. Las CTA siguen manteniendo posiciones largas tanto en renta variable como en renta fija, pero la diferencia entre ambas asignaciones se ha reducido. Al mismo tiempo, la correlación negativa entre esas clases de activos conlleva que las carteras de CTA presenten actualmente una diversificación adecuada.

 

Con vistas al futuro, los brotes verdes que apuntan a una recuperación podrían seguir impulsando los rendimientos de la deuda y las cotizaciones de las acciones. En ese caso, las estrategias CTA se anotarán unos resultados átonos, puesto que las ganancias generadas por la renta variable se verán contrarrestadas por las pérdidas registradas por la renta fija, de una forma similar a su rentabilidad en lo que llevamos de mes. No obstante, el riesgo de que el repunte cíclico no llegue a materializarse sigue siendo considerable. Estados Unidos y China han experimentado dificultades para finalizar la primera fase de su acuerdo comercial, y las publicaciones de datos macroeconómicos no respaldan por completo la teoría de que esté empezando a cobrar forma un rebrote del crecimiento. Además, el problema del brexit sigue en un callejón sin salida. En una coyuntura en la que las incertidumbres volverán a cernirse sobre los mercados, es probable que las CTA se anoten avances. Las pérdidas derivadas de las asignaciones a la renta variable probablemente se verán compensadas por las posiciones largas en renta fija, el USD y los metales preciosos.

 

En conjunto, creemos que las carteras de CTA presentan un equilibrio adecuado y, en nuestra opinión, este tipo de estrategias han recuperado atractivo. En julio, sugerimos recoger beneficios en las CTA (enlace) y reajustar las carteras en favor de las estrategias Global Macro, movimiento que se reveló rentable. En estos momentos, proponemos reducir las asignaciones a las estrategias Market Neutral L/S, que se vieron perjudicadas en octubre por el cambio de dinámica en los mercados bursátiles a causa de la rotación a favor de las acciones de valor.

 

Por lo que respecta a las otras estrategias alternativas, Special Situations y Directional L/S despuntaron desde que entramos en noviembre, gracias a los excelentes resultados generados por los activos de riesgo. En el lado negativo de la balanza, las estrategias L/S Credit, CTA y Merger Arbitrage quedaron rezagadas. Somos optimistas respecto de las últimas a pesar de sus deslucidos resultados en lo que llevamos de año. Los fundamentales han mejorado, tanto los diferenciales de las operaciones como los volúmenes de fusiones y adquisiciones han aumentado en octubre en Estados Unidos, y las características estructurales siguen revistiendo atractivo: reducida volatilidad de los resultados y beta baja en los mercados de renta variable. Con la vista puesta en 2020, nuestro apetito por el riesgo se ha moderado por la significativa expansión que se ha producido en los últimos meses en los múltiplos de la renta variable.

Associated Funds

Nombre
LYXOR EPSILON GLOBAL TREND FUND
Lyxor / WNT Fund