Weekly brief

No todas las estrategias L/S Equity son iguales

Las estrategias alternativas se mostraron bastante resilientes durante las primeras semanas de turbulencias en el mercado, pero a mediados de marzo empezaron a aparecer indicios de debilidad. A 16 de marzo, la mayor parte de las estrategias, salvo las CTA, registraban descensos de entre el 5 y el 10% en lo que llevamos de mes: las estrategias Event Driven perdieron un 10,6% en la primera quincena de marzo (entre las cuales, las Merger Arbitrage retrocedieron un 9,6%), las Global Macro bajaron un 7,4% (entre las cuales, las Systematic Macro se dejaron un 2,5%), las L/S Equity cedieron un 6,2% (entre las cuales, las Market Neutral L/S cayeron un 2,3%), y las L/S Credit se replegaron un 4,4%. En el lado positivo de la balanza, las estrategias CTA avanzaron un 0,1%, con un elevado grado de dispersión. Desde el 16 de marzo, los diferenciales del crédito de alto rendimiento se han ampliado nuevamente y las estrategias L/S Credit han sufrido pérdidas. Las estrategias L/S Equity también registraron pérdidas la semana pasada. Sin embargo, las CTA repuntaron ligeramente y algunas estrategias Merger Arbitrage lograron anotarse rentabilidades positivas.

 

Esta semana centramos nuestra atención en las estrategias L/S Equity, que son unas de las estrategias que, en situaciones normales, registran las cotas de dispersión más elevadas. Durante la primera quincena de marzo (hasta el 16 de marzo), nuestro grupo de estrategias homólogas Directional L/S retrocedió un 8,1%. Las estrategias más rentables subieron un 10%, mientras que las claramente perdedoras arrojaron pérdidas de entre un 30% y un 40%. Las estrategias L/S Equity lograron eludir la primera parte de la espiral de ventas de forma bastante solvente. Hasta el 11 de marzo, la beta negativa de la mayor parte de los gestores direccionales quedó contrarrestada por la sólida generación de alfa obtenida gracias a una exposición favorable a determinados sectores y factores. El componente corto también se reveló eficiente. Sin embargo, a partir de mediados de marzo, la rentabilidad se vio penalizada al amplificarse las fluctuaciones del mercado a causa de una serie de medidas de desapalancamiento y control del riesgo destinadas a reducir la exposición a la volatilidad subyacente. Grandes plataformas y firmas multiestrategia que participan en estrategias de arbitraje sistemáticas y estadísticas redujeron el riesgo y desapalancaron sus carteras en entre un 10% y un 30% en cuestión de pocos días. Aunque los gestores de estrategias L/S Equity habían empezado a reducir la beta con anterioridad, capturaron gran parte del descenso de la renta variable durante el periodo comprendido entre el 12 y el 19 de marzo. La rentabilidad negativa se atribuye a la saturación del mercado y a la exposición a factores de momentum a corto y medio plazo. En Europa, algunas autoridades locales anunciaron medidas que prohibían las ventasen corto para limitar la presión vendedora, que primero fueron de un día y luego se ampliaron a 3 meses.

 

Esto se tradujo en algunos efectos técnicos adicionales en determinados países que se sumaron a unas fluctuaciones sin precedentes que se salían de la desviación típica, en especial, el 18 de marzo. Entre las estrategias que se comportaron bien en estos momentos de agitación se sitúan los gestores de carteras con beta reducida o inexistente y que mantenían algunas posiciones de convexidad en sus carteras. También fue el caso de los gestores que seguían de cerca la exposición factorial para evitar rotaciones factoriales. En el vagón de cola se situaron los gestores de renta variable con algunos componentes multiactivos, así como con un seguimiento o una cobertura deficientes de los factores.

Associated Funds

Nombre
Lyxor / Sandler US Equity Fund