Weekly brief

Los Gestores prudentes a pesar de los amplios diferenciales de las operaciones de fusiones y adquisiciones

Los volúmenes de fusiones y adquisiciones se han desvanecido en los últimos meses, pero parece que el flujo de operaciones está resurgiendo de las cenizas en junio. Las operaciones de fusiones y adquisiciones en Estados Unidos cayeron hasta rozar las cotas mínimas históricas en abril y mayo, y los volúmenes mensuales se situaron entre los 20.000 y los 30.000 millones de USD al mes, según Refinitiv. Las operaciones de megacapitalización (por encima de los 5.000 millones de USD) simplemente han desaparecido en los dos últimos meses. No obstante, podrían estar reapareciendo. La semana pasada, AstraZeneca entabló conversaciones con Gilead Sciences sobre una posible fusión sin precedentes. Siguen existiendo numerosos obstáculos y, por el momento, el acuerdo parece poco probable. No obstante, Gilead Sciences se ha abaratado mucho para Astra a lo largo de los cinco últimos años, puesto que la cotización de las acciones de Gilead Sciences ha quedado rezagada en casi un 70% en comparación con las acciones de Astra.

 

A pesar de la aparición de algunos brotes verdes, tanto los responsables de cerrar operaciones como los gestores de estrategias Merger Arbitrage siguen mostrándose prudentes. Los diferenciales de operaciones registraron volatilidad en mayo, puesto que operaciones como Tiffany y LVMH o Delphi Technologies y BorgWarner entraron en un periodo de incertidumbre. Las expectativas se han visto frustradas por rupturas de los acuerdos, como sucedió en mayo en el caso de operaciones que se contrataban a diferenciales reducidos (Texas Capital e Independent Bank; Front Yard Residential y Amherst Holdings). Al mismo tiempo, algunas operaciones negociadas con diferenciales amplios sí se materializaron, incluso en el sector energético (la operación de Tallgrass Energy y un consorcio encabezado por Blackstone se cerró en la segunda quincena de abril).

 

Tras haber experimentado un abrupto repunte en abril, las estrategias Merger Arbitrage revelaron una trayectoria plana en mayo y han subido casi un 1% en lo que llevamos de junio, según los grupos de homólogos de Lyxor. La dispersión se mantiene más amplia de lo habitual, lo que refleja la divergencia en el apetito por el riesgo y el posicionamiento entre unas estrategias y otras. Las estrategias más rentables subieron casi un 10% en el último mes, mientras que las claramente perdedoras arrojaron pérdidas de alrededor del 2% Nuestra opinión sobre las estrategias Merger Arbitrage sigue siendo positiva (sobreponderación). Quizá no se revelen las estrategias más rentables si la recuperación del mercado prosigue sin interrupciones. Sin embargo, la volatilidad podría mantenerse elevada, ya que el acusado repunte en los precios de los activos presenta una desconexión cada vez mayor respecto de las expectativas de crecimiento económico. Las estrategias Merger Arbitrage probablemente amortiguarán las fluctuaciones del mercado y constituyen una fuente de carry en entornos de reducidos rendimientos de los bonos.