Weekly brief

La trayectoria ascendente de los rendimientos de los bonos plantea obstáculos para las estrategias CTA

El aumento de las expectativas de inflación impulsó los rendimientos de los bonos durante el mes de agosto, en un contexto en el que los recientes datos del IPC batieron las expectativas del mercado en Estados Unidos. En julio, tanto el IPC general como el IPC subyacente aumentaron en un +0,6% intermensual en el país norteamericano, frente a las expectativas del +0,3% según Bloomberg. En términos interanuales, el IPC subyacente se anotó una subida del +1,6%, frente al +1,1% previsto. Las sorpresas de inflación catapultaron especialmente los rendimientos de los bonos en el tramo largo de la curva, tanto en Estados Unidos como en Europa, aunque los datos de inflación en la zona euro han evolucionado en consonancia con las expectativas.

 

El reciente incremento de los rendimientos de los bonos ha puesto fin a la trayectoria bajista iniciada a principios de año y ha incidido de manera negativa en algunas estrategias alternativas. Las estrategias CTA han registrado una rentabilidad inferior en agosto, con un descenso del -1% según nuestras estimaciones a 25 de agosto. La inversión de la tendencia en la renta fija se reveló relativamente suave, lo que contribuyó a limitar el daño en las estrategias de seguimiento de tendencias, que siguen adoptando un significativo posicionamiento largo en renta fija. Entretanto, las pérdidas en renta fija se vieron parcialmente contrarrestadas por las posiciones largas en renta variable y las posiciones cortas en el USD, que siguió experimentando presiones bajistas en agosto.

 

De cara al futuro, los rendimientos de los bonos podrían verse influenciados por el giro estratégico de política monetaria de la Reserva Federal, desde un objetivo de inflación flexible a una tasa de inflación media. Este cambio fue anunciado a finales de la semana pasada por el presidente de la Fed, Jerome Powell, durante el simposio sobre política económica que se celebra cada año en Jackson Hole. Con anterioridad, la Fed había señalado su intención de pasar a un objetivo de inflación promedio, pero el anuncio tuvo lugar antes de lo esperado y coincidió con la conclusión de la revisión del marco de política monetaria que empezó hace un año y medio. Queda por ver si este cambio de estrategia se traducirá en mayores cifras y expectativas de inflación, aunque nuestra postura sigue siendo optimista en cuanto a los puntos muertos de inflación, tanto en Estados Unidos como en Europa. En consecuencia, los riesgos para las estrategias CTA están sesgados a la baja, pero, teniendo en cuenta sus características dinámicas, conservamos un posicionamiento neutral en estas estrategias. Desde principios de año, las estrategias de seguimiento de tendencias han vuelto a demostrar su capacidad para adaptarse a unas condiciones de mercado en rápida evolución, lo que les permite capear la tormenta de la COVID-19 con suma eficacia. Las estrategias CTA se beneficiarán de la tendencia alcista de los rendimientos de los bonos si realmente tiene lugar. No obstante, los datos de los últimos años sugieren que los factores a largo plazo (demografía, tecnología) prevalecen sobre las condiciones monetarias acomodaticias en las perspectivas de inflación. En los próximos meses, anticipamos una moderada presión al alza sobre los rendimientos de los bonos, que, en nuestra opinión, podrá ser absorbida por las estrategias de seguimiento de tendencias.

Associated Funds

Nombre
LYXOR EPSILON GLOBAL TREND FUND
Lyxor / WNT Fund