Weekly brief

Las inversiones de tendencia acarrean dificultades para las estrategias CTA

Los activos de riesgo emprendieron una senda bajista en las últimas semanas, puesto que los preocupantes datos relativos a la propagación exponencial de la COVID-19 se tradujeron en nuevas restricciones a la movilidad en el Reino Unido, Francia y España. Es posible que en Estados Unidos también se esté iniciando otra oleada de infecciones. Además de la incertidumbre a corto plazo relacionada con el riesgo de un brexit duro y las elecciones estadounidenses, la renta variable mundial perdió impulso tras marcar cotas máximas históricas a principios de septiembre (el MSCI World ha retrocedido un 3% en lo que llevamos de mes hasta la fecha de redacción de este artículo).

 

Las estrategias de fondos de inversión libre (hedge funds) se vieron ligeramente afectadas por esas dificultades, y el grupo de homólogos de los OICVM mundiales de Lyxor ha cedido un 0,8% en lo que llevamos de septiembre (hasta el 25/09). Las estrategias más rentables son las defensivas, como Merger Arbitrage y Market Neutral L/S. La nota negativa la ponen las estrategias Global Macro y CTA, que cosecharon una rentabilidad inferior, con descensos del 1,2% y del 2,1%, respectivamente. Dentro del universo Global Macro, las estrategias EM y Systematic quedaron rezagadas, mientras que las Discretionary se comportaron mejor. Dentro de las estrategias CTA, las que negocian con materias primas arrojaron un resultado deslucido.

 

Las CTA atravesaron dificultades en septiembre, puesto que las inversiones de tendencia en los mercados de divisas, materias primas y renta variable resultaron perjudiciales. Además del cambio de rumbo de la renta variable, que sorprendió a las CTA con posiciones moderadamente largas, también acarrearon problemas la caída de los precios de los metales industriales y preciosos, así como el repunte del dólar frente al euro. Por otro lado, las CTA habían reducido su exposición larga a la renta fija, por lo que no se beneficiaron plenamente del modesto repunte de los precios de los bonos.

 

Sin embargo, el deslucido comportamiento de las CTA no supone ninguna novedad. Pese a su notable resiliencia durante el primer trimestre de 2020 (-0,9% según el grupo de homólogos de estrategias CTA de Lyxor) cuando el MSCI World cayó un 20%, las CTA quedaron rezagadas durante el repunte del mercado observado en los trimestres segundo y tercero. Nuestra postura en relación con estas estrategias sigue siendo neutral en vista de las variadas condiciones de seguimiento de tendencias. Las elevadas valoraciones en las clases de activos y los programas de compras de los bancos centrales podrían hacer que los mercados fluctúen dentro de un rango en el futuro. A pesar de esto, estas estrategias siguen aportando diversificación a la cartera a largo plazo, y su resiliencia durante la brutal espiral de ventas del primer trimestre fue otro ejemplo de sus características defensivas en tiempos difíciles. En los 20 últimos años, la trayectoria de las CTA ha sido mejor que la de la renta variable con una volatilidad y una caída máxima mucho más reducidas.

 

Associated Funds

Nombre
LYXOR EPSILON GLOBAL TREND FUND
Lyxor / WNT Fund