Weekly brief

Las estrategias Merger Arbitrage avanzan pese al desplome de la renta variable

Ante las renovadas medidas de confinamiento contra la COVID-19 adoptadas en todo el continente europeo (de mucho ruido y pocas nueces), la renta variable mundial se desplomó a finales de octubre, y el índice MSCI World sufrió un descenso del -3% durante el mes completo. La renta fija no aportó mucha protección, ya que los programas de estímulos fiscales destinados a evitar un fuerte descalabro de la actividad económica ejercían una presión alcista sobre los rendimientos.

 

En el segmento de los fondos de inversión libre (hedge funds), las estrategias con una mayor beta de mercado, como Special Situations y Directional L/S Equity, registraron una rentabilidad inferior (-0,8% y -0,6%, respectivamente, en octubre), al tiempo que las CTA y Market Neutral L/S también arrojaron rentabilidades negativas (-1,2% y -0,8%). Las estrategias Merger Arbitrage y L/S Credit lograron anotarse rentabilidades positivas.

 

Las estrategias Merger Arbitrage se han beneficiado de los atractivos diferenciales de operaciones, del mayor volumen de actividad de fusiones y adquisiciones en Estados Unidos y de su capacidad de diversificación. Estimamos que su beta de mercado se sitúa ahora en el 3%, por debajo de su media de 5 años (8%). Esto significa que un descenso del 10% del índice MSCI World conllevaría una caída de las rentabilidades del 0,3%. Así pues, la generación de alfa se reveló significativa el mes pasado.

 

En el actual contexto de comicios estadounidenses, las estrategias Merger Arb. no están desplegando los activos en función de las opiniones sobre el desenlace electoral. Las posiciones de efectivo son elevadas en la actualidad. El agnosticismo ante las elecciones estadounidenses también implica que los gestores no muestran preocupación a corto plazo por la elección de un presidente demócrata y unas normativas antimonopolio más estrictas. Los temas claves a los que debemos estar atentos en las Merger Arb. son las empresas de adquisición con fines especiales (SPAC) y su capacidad para impulsar la actividad corporativa. Una SPAC representa un instrumento de financiación que permite a los inversores coinvertir con un patrocinador (el adquiriente). Se trata de una compañía de reciente creación, que cotiza en bolsa y cuyo único objetivo consiste en la adquisición o la fusión con un negocio operativo en un intervalo de tiempo concreto. Las SPAC han existido desde la década de 1980, aunque su popularidad comenzó a principios de la década de 2000. El auge del mercado de las SPAC se constató en 2020, con la aparición de las megasalidas a bolsa de las SPAC. Las SPAC han aportado una mayor liquidez al mercado y han atraído tanto a inversores institucionales como a inversores alternativos. Las SPAC resultan interesantes para las estrategias Merger Arbitrage, puesto que ofrecen un atractivo perfil de rentabilidad con reducida volatilidad. Las SPAC realizaron sólidas contribuciones positivas a la rentabilidad de las Merger Arbitrage el mes pasado. Además, las SPAC deberían garantizar unos robustos volúmenes en el mercado de fusiones y adquisiciones en los próximos trimestres, con 50.000 millones de USD de capital desapalancado disponible para realizar adquisiciones en el futuro, según Dealogic a finales del tercer trimestre.

Associated Funds

Nombre
Lyxor / Tiedemann Arbitrage Strategy Fund