Weekly brief

La depreciación del dólar apuntala las estrategias CTA

Desde las elecciones presidenciales de Estados Unidos del 3 de noviembre, el dólar ha mostrado una trayectoria descendente que podría prolongarse durante la nueva administración. La mitigación de las tensiones comerciales y unas políticas de corte acomodaticio podrían añadir presión sobre el DXY, que acusa un descenso del 1,7% desde los comicios, en beneficio de las monedas europeas. La segunda vuelta de las elecciones al Senado en Georgia, que se celebrará el 5 de enero, tendrá importantes consecuencias para las perspectivas del billete verde. Un Senado controlado por los demócratas conllevaría una relajación fiscal más agresiva y, probablemente, un debilitamiento del dólar. Las encuestas actuales sugieren una contienda muy reñida.

 

En el universo de las estrategias alternativas, las CTA y las Global Macro se han beneficiado en gran medida de la tendencia bajista del dólar. Tras unos meses difíciles para las CTA por los cambios de tendencia en los mercados de renta variable, renta fija y materias primas, una firme trayectoria a la baja del dólar podría resultar favorable.

 

Por lo general, las CTA atraviesan dificultades durante periodos de profundas transiciones, como la que estamos viviendo en estos momentos. El anuncio de una vacuna contra la COVID-19 a principios de noviembre catapultó los activos cíclicos (renta variable, crédito de alto rendimiento, petróleo y monedas de los mercados emergentes) frente a los activos defensivos (deuda soberana, oro, DXY). Las CTA tenían un posicionamiento acertado en divisas y están ajustando sus posiciones en otras clases de activos. En cuanto a las estrategias que operan con materias primas, la posición larga en oro/corta en energía ha supuesto una rémora en las últimas semanas.

 

Ahora bien, la dispersión es elevada y, dentro del universo de las CTA, para el que estimamos un descenso del 5% en lo que va de año, identificamos algunas estrategias que se han revalorizado más de un 7%. Las estrategias CTA a medio plazo batieron con creces a sus homólogas a largo plazo, mientras que las estrategias con un mayor grado de diversificación se situaron en el vagón de cola.

 

La correlación de las CTA con la renta variable ha comenzado a normalizarse en mayor medida. Esto sugiere que la estrategia no debería acusar demasiado rezago si prosigue el repunte de los activos de riesgo. Desde una perspectiva diferente, la estrategia ofrece diversificación en estos momentos y se mantendría sumamente resiliente en caso de desvanecerse las esperanzas de una recuperación económica. Apostamos por una postura neutral, habida cuenta tanto de los factores negativos mencionados con anterioridad como de las oportunidades desde una perspectiva ascendente (bottom-up). Las estrategias a medio plazo se han revelado sumamente resilientes en el primer trimestre y oportunistas en el resto del año. Deberían resultar favorecidas, dado que las condiciones del mercado siguen evolucionando rápidamente.

Associated Funds

Nombre
LYXOR EPSILON GLOBAL TREND FUND
Lyxor / WNT Fund