Weekly brief

Perspectivas de las estrategias L/S Equity

Los activos de riesgo todavía no se han estabilizado después de las recientes turbulencias. El repunte de la renta variable desde el mínimo marcado el 11 de octubre parece frágil. La semana pasada, las actas de la última reunión del Comité Federal de Mercado Abierto (FOMC) presentaban un tono restrictivo. Además, el diferencial de la deuda pública italiana a 10 años con respecto a la alemana se disparó hasta niveles que no se habían observado desde la crisis de la deuda soberana en la zona euro. Los inversores diversificados hallarán algo de alivio cuando los rendimientos de los bonos se estabilicen. A medio plazo, seguimos mostrando optimismo y estamos convencidos de que la renta variable estadounidense brinda puntos de entrada en los niveles actuales.

La rentabilidad de los hedge funds se reveló plana la semana pasada (del 10 al 17 de octubre), y las estrategias de renta variable «long/short» (L/S Equity) exhibieron un mejor comportamiento que los índices de referencia líquidos. La estrategia logró sacar partido de la revalorización, a diferencia de otras estrategias, como las de tipo CTA, debido a su desapalancamiento sistemático. Algunas medidas de rentabilidad más amplias también apuntan a unos resultados superiores de las estrategias L/S Equity desde principios de año (hasta finales de septiembre) frente al índice de referencia sectorial en general.

Ahora bien, las estrategias L/S Equity han afrontado un año difícil hasta la fecha. En comparación con la mayor parte de los años anteriores, la generación de alfa ha sido menos significativa, como consecuencia de las rotaciones de los factores de riesgo que han desembocado en la rentabilidad superior de los títulos de beta baja. Recientemente, los títulos value también experimentaron una recuperación y los momentum se vieron sometidos a presión. Desde una perspectiva regional, las estrategias estadounidenses L/S Equity atravesaron dificultades por su sesgo hacia los títulos de growth/momentum, que se han visto perjudicados últimamente. Las estrategias europeas L/S registraron una mejor trayectoria, puesto que presentan unos sesgos de estilo menos pronunciados y una menor exposición neta que sus homólogas estadounidenses. Las estrategias market neutral mostraron una evolución un tanto mejor desde principios de mes, pero, a diferencia de las estrategias L/S Equity diversificadas (es decir, no market neutral), no repuntaron desde que tocaron fondo.

De cara al futuro, deseamos realizar unos cuantos comentarios con respecto a los factores de riesgo de renta variable. En primer lugar, no confiamos en un avance sostenible de los títulos  value en esta etapa del ciclo económico. En segundo lugar, todavía abogamos por los títulos de growth/tecnológicos, al considerar que los rendimientos de los bonos ofrecen un limitado potencial alcista a partir de ahora. En tercer lugar, parece lógico apostar por los títulos de low beta en esta fase del ciclo económico, pues el temor a un sobrecalentamiento de la economía estadounidense podría dar paso al miedo a una recesión en los próximos meses. Aplicadas a las estrategias L/S Equity, estas opiniones sugieren una preferencia por las estrategias con sesgos variables que pueden ajustar rápidamente, al alza o a la baja, su exposición neta. Los inversores deberían además privilegiar las estrategias tácticas y con un menor sesgo hacia los factores de riesgo.

 

By LYXOR CROSS ASSET RESEARCH