Weekly brief

CTAs, a la zaga de la frágil recuperación del mercado de renta variable.

Los mercados de renta variable parecen haber tocado suelo tras la reciente corrección, pero la recuperación se ha revelado más bien desigual. La renta variable de Estados Unidos y los mercados emergentes se anotó un avance del 6% desde el mínimo registrado el 29 de octubre, mientras que las acciones de la Unión Económica y Monetaria (UEM) acusaron un significativo rezago (+2). En Estados Unidos, el repunte del mercado se vio impulsado por los títulos value y  quality, mientras que los títulos de low beta cedieron las ganancias cosechadas. Al mismo tiempo, los precios de las materias primas siguieron sometidos a presión. La brusca caída de los índices de referencia se debió, esencialmente, a los precios de la energía, al registrar los valores y la producción de crudo en Estados Unidos un pronunciado aumento.

No obstante, el sentimiento sigue revelándose débil. Los indicadores de alta frecuencia apuntan a una desaceleración de la actividad económica en las economías más grandes (con la excepción de Japón). Mientras tanto, no parece probable que se dé marcha atrás en el proceso de normalización monetaria a corto plazo, y los riesgos políticos siguen siendo elevados. Se espera una serie de investigaciones sobre las actividades del presidente estadounidense, la campaña de 2016 y la actual administración tan pronto como los recién elegidos demócratas asuman sus cargos en la Cámara de Representantes en el próximo mes de enero.

En el universo de los hedge funds, la recuperación del mercado concedió un respiro para las estrategias de high beta, que se habían visto castigadas durante la espiral de ventas. Este fue especialmente el caso de las estrategias Special Situations y L/S Equity. En cambio, las estrategias CTA siguieron atravesando dificultades durante la primera semana de noviembre, debido a las posiciones largas tanto en el sector energético como en el dólar estadounidense. Las demás estrategias, que exhibieron resistencia durante el periodo de ventas masivas (Merger Arbitrage, Relative Value Arbitrage y L/S Equity Market Neutral), mostraron un comportamiento plano a principios de noviembre.

Nuestras opiniones sobre las estrategias CTA son variadas. Anticipamos una consolidación del repunte del mercado de renta variable a corto plazo. Por tanto, nos mostramos ahora menos optimistas en cuanto a las estrategias CTA, pues han recortado su exposición a esta clase de activos durante la corrección de octubre. Sin embargo, su posicionamiento defensivo en el conjunto de clases de activos ofrece diversificación en estos momentos. También han reducido su exposición a los contratos energéticos, aunque no lo suficiente para evitar la reciente trayectoria bajista en los precios del petróleo. Esta estrategia podría resultar atractiva para los inversores que desean proteger sus carteras. Históricamente, su comportamiento durante perturbaciones del mercado a gran escala ha sido excepcional. No obstante, su capacidad para generar rentabilidades cuando la volatilidad se dispara y retrocede rápidamente resulta decepcionante. En nuestra opinión, todavía nos hallamos en esta configuración del mercado, aunque, al mismo tiempo, consideramos que determinar el momento adecuado para las estrategias CTA constituye un asunto delicado. Por ahora, contar con una exposición similar a la del índice de referencia (es decir, neutral) nos parece conveniente.

 

By LYXOR CROSS ASSET RESEARCH