Weekly brief

LOS HEDGE FUNDS COINCIDEN EN CUANTO AL RUMBO DE LOS TIPOS

Esta semana los activos de riesgo se han visto respaldados por la confirmación de un cambio de tono en las declaraciones de la Fed y las esperanzas de tregua en el pulso comercial que mantiene Estados Unidos. Los tipos han tendido a la baja desde mediados de noviembre de forma sincronizada con el debilitamiento del crecimiento mundial y la intensificación de los riesgos políticos en China y Europa. Esta semana, Jerome Powell, presidente de la Fed, cambió de postura y, si bien en octubre consideraba que los tipos estaban «muy lejos» del neutral, ahora cree que están «justo por debajo». El acta del Comité Federal de Mercado Abierto (FOMC) también se reveló acomodaticia. Aunque apuntaba a una subida en diciembre, sugería que las medidas que adopte la Fed dependerán cada vez más de los datos. En vista de que los rendimientos de la deuda pública se han reducido 25 puntos básicos desde mediados de noviembre, ahora los mercados solo prevén dos subidas en 2019, además de la de diciembre.

Las carteras de hedge funds también están notando el cambio de tono de la Fed.

En conjunto, las estrategias CTA neutralizaron totalmente sus posiciones cortas en renta fija durante el mes de noviembre. Se trató de una reorganización rápida, aunque llevada a cabo con posicionamientos geográficos divergentes. Redujeron alrededor de un 25% de sus posiciones cortas en renta fija estadounidense, pero ampliaron las posiciones largas en bonos tanto europeos como japoneses. Hemos observado que las estrategias CTA conservan posiciones sustancialmente largas en el dólar frente al euro, el yen, el franco suizo y la libra esterlina. Además, apuestan en corto en renta variable, sobre todo de Europa y Japón. Liquidaron todas sus posiciones en energía.

Desde el verano, las estrategias Global Macro han cosechado, en general, beneficios limitados en la renta fija. Varios gestores esperaban unas medidas más graduales por parte de la Fed desde la llegada del otoño, pero, por regla general, se posicionaron anticipadamente para sacar partido de ese efecto. Hace poco han recuperado parte de las pérdidas sufridas antes de que los tipos marcaran sus cotas máximas. Los otros gestores registraron un patrón de beneficios simétrico.

Ahora, ambos grupos han coincidido en cuanto a la renta fija. Prevemos que las carteras adoptarán posiciones limitadas en la duración corta estadounidense en favor de más líneas de valor relativo. En estos momentos y fuera de Estados Unidos, las estrategias Global Macro mantienen sustanciales posiciones en futuros sobre efectivo británicos, y algunos fondos incorporaron larga duración alemana para compensar los débiles datos económicos procedentes de Europa. Anticipamos posiciones más divergentes en las clases de activos distintas de la renta fija.

By LYXOR CROSS ASSET RESEARCH