Weekly brief

Evolución de los Hedge Funds en el primer trimestre y las perspectivas…

En un contexto en el que tanto los mercados de renta variable como los de renta fija evolucionaron favorablemente a lo largo del primer trimestre, los hedge funds generaron una rentabilidad próxima al 2,5%, según el grupo de homólogos de los OICVM mundiales de Lyxor. Las estrategias de beta elevada (high beta), como Special Situations, EM-Global Macro y L/S Equity direccional, despuntaron (entre el 3,5% y el 4%). Al mismo tiempo, las estrategias de beta baja (low beta) como L/S Equity Market Neutral y Merger Arbitrage exhibieron un comportamiento inferior (entre el 0,5% y el 1%). Las estrategias L/S Credit y CTA arrojaron resultados de entre el 2% y el 2,7%. Las estrategias CTA revelaron una magnífica trayectoria tanto la semana pasada como en el conjunto del mes de marzo (+2,9%), lo que contrarrestó las pérdidas de enero, periodo en el que su posicionamiento corto en renta variable restó rentabilidad.

 

Estas estrategias se han beneficiado recientemente del buen comportamiento de los precios tanto de la renta fija como de la renta variable. Los indicadores de momentum son sólidos en esas clases de activos (véanse los gráficos a continuación), puesto que la Reserva Federal (la Fed) sigue sorprendiendo a los participantes del mercado con su postura acomodaticia. En la última reunión del Comité Federal de Mercado Abierto (FOMC), que tuvo lugar el 20 de marzo, anunció que pondría fin a la reducción del balance a finales de septiembre de 2019, antes de lo previsto anteriormente. A pesar de que las estrategias CTA exhiben actualmente brotes verdes de recuperación, conservamos un posicionamiento neutral en estas estrategias a medio plazo. Seguimos teniendo una visibilidad limitada a 6-12 meses vista (el horizonte temporal de nuestras recomendaciones) debido a problemas como el brexit o las guerras comerciales, que podrían provocar bruscos cambios de tendencia.

 

En paralelo, mantenemos una posición sobreponderada en las estrategias Merger Arbitrage, pese al reciente comportamiento deslucido. Los volúmenes mundiales de fusiones y adquisiciones se han reducido en lo que va de año, pero siguen mostrando dinamismo en Estados Unidos. Esto ha provocado que varias estrategias Merger Arbitrage hayan concentrado sus exposiciones en el gigante norteamericano. La cuota de grandes operaciones (superiores a 5.000 millones de USD) sigue siendo elevada y los diferenciales de las operaciones se ampliaron en marzo desde los comprimidísimos niveles de febrero. En nuestra opinión, no hay motivos para replantearnos el posicionamiento en las estrategias Merger Arbitrage. Estas estrategias proporcionan una poderosa fuente de diversificación de la cartera gracias a su escasa correlación con la renta variable, y aportarán protección en caso de que se reduzca el apetito por el riesgo.

 

Por último, creemos que han mejorado las perspectivas para las estrategias de carry, como las Global Macro centradas en los mercados emergentes y las L/S Credit. Ahora recomendamos una sobreponderación de esas estrategias, teniendo en cuenta que a medio plazo prevalecerá un entorno de bajo rendimiento de la renta fija.